Sancocho de gallina tradicional y auténtico: ¿cómo se prepara?

Nada dice calor de hogar en Colombia como un plato casero de sancocho. Cada región tiene su versión, pero todos tienen el poder de enamorar paladares. Te contamos más sobre esta delicia y, en especial, revelamos lo que tienes que hacer para que un sancocho de gallina esté lleno de ese irresistible sabor auténtico.

Colombia y sus múltiples versiones del sancocho

En pocas palabras, el sancocho es una combinación de legumbres, tubérculos y proteínas. Hay sancocho de gallina, res, pollo, cerdo y hasta pescado. Su atractivo es el sabor del caldo, lo que se conoce como la sustancia (Arango, 2020). Sin duda, es un plato insignia de la comida colombiana.

Generalmente, en cada región del país hay una versión del sancocho (Arango, 2020; Imusa, s.f.):

  • El del Valle del Cauca no tiene papa, pero sí ahuyama.
  • El de Boyacá incluye cubio, su ingrediente más destacado.
  • En la Costa Caribe, no puede dejar de tener yuca y ñame. También lleva leche de coco para alcanzar la consistencia de sancocho.
  • El antioqueño está cargado de zanahoria y repollo con res y espinazo.
  • En Bogotá, la sazón viene del cerdo preparado en guiso y la papa sabanera.

El rol central de la gallina

En todo caso, hay ingredientes que reinan, como la gallina. Es la protagonista del sancocho de Ginebra, en Valle del Cauca, en donde se cocina, se adoba con naranja agria, ajo y cilantro cimarrón. Luego se despresa y se asa al carbón para servirse aparte. El plato se completa con patacones de plátano verde y arroz de manteca. La gallina también aparece en el sancocho trifásico antioqueño acompañada de res y cerdo (Estrada, 2020).

Exploremos lo que necesitas para preparar un sancocho de gallina con auténtico sabor casero colombiano.

Cómo preparar el mejor sancocho de gallina

Antes de seguir, ten en cuenta que estas indicaciones corresponden a seis porciones de sancocho. Para empezar, necesitas una gallina limpia y despresada. Una forma tradicional y efectiva de limpiarla es usando agua y abundante limón (García, 2020).

Adóbala con sal y un gajo de cebolla larga con tres dientes de ajo picados. Para un mejor efecto, masajea bien la carne con estos ingredientes. Luego, dórala en dos cucharadas de mantequilla en una olla a fuego alto (Redacción Cromos, 2021).

Una vez esté dorada, agrégale dos tazas de hogao criollo, tallos de cilantro al gusto, dos plátanos verdes y dos mazorcas, todo cortado en trozos. También media libra de papa pastusa. En esta preparación, la papa es clave para lograr la espesura ideal del sancocho (Redacción Cromos, 2021). Otros aliños que puedes usar incluyen ají dulce y el llamado compuesto verde, que consta de col, cilantro y cebollín (García, 2020).

En este momento, verifica el punto de la sal y sazona a tu gusto. Agrega agua de modo que cubra los ingredientes, baja el fuego a medio y cocina por una hora. Ten en cuenta retirar la mazorca para servir una vez esté lista (Redacción Cromos, 2021). Cocinar los ingredientes con la gallina los ayuda a absorber su particular sabor (Imusa, s.f.).

Después de esta cocción, agrega seis papas sabaneras peladas y una libra de yuca, una de arracacha y media de ahuyama (todo pelado y trozado). Esta última le da muy buen color al sancocho. Vuelve a revisar la sal para agregar más si es necesario, así como una cucharadita de comino si lo deseas. A continuación, tapa la olla y cocina por otros 40 minutos a fuego medio (Redacción Cromos, 2021). Finalmente, sirve en un plato hondo con la mazorca. Termina el plato con cilantro picado y más hogao criollo. Acompaña con arroz y aguacate (Redacción Cromos, 2021).

Con estos ingredientes y preparación asegurarás un sancocho de gallina rebosante de auténtico sabor colombiano. ¡Compártelo con tus seres queridos para crear los mejores recuerdos juntos!

Referencias Bibliográficas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Todos los derechos reservados. Desarrollado por www.codelia-studio.com
Close